Material tv

abril 23, 2009

Samanta Villar pasa 21 días en una chabola

Filed under: Informativos — materialtv @ 12:16 pm

dias“21 días”, el programa mensual de reportajes de Cuatro, presentado por Samanta Villar, ha tratado ya la vida de personas sin hogar y ha experimentado los cambios que sufre el organismo tras el ayuno prolongado y el consumo de cannabis. El espacio apuesta ahora por otro tema de fuerte calado social: el chabolismo. Para ello, durante 21 días, Samanta Villar compartirá su vida con los vecinos de El Vacie, el barrio chabolista más antiguo de España: 76 años de infraviviendas a unos dos kilómetros del centro de Sevilla.

Se calcula que en el mundo viven más de mil millones de personas en poblados marginales. Para conocer sus circunstancias, Samanta Villar vivirá durante tres semanas en uno de estos asentamientos, en El Vacie, el segundo más grande de Europa y el más antiguo de España con 76 años de historia, situado a unos dos kilómetros y medio del centro de Sevilla. Durante 21 días, 24 horas al día, Samanta vivirá en una chabola en esta barriada sevillana donde actualmente conviven 1.250 personas (prácticamente la totalidad gitanos españoles y portugueses).  Samanta Villar compartirá con ellos trabajo, casa y comida, durmiendo en una de las 50 chabolas o de las 90 casas prefabricadas que componen ahora el arrabal, para así poder mostrar su realidad en 21 días.

A lo largo de sus 21 días, la periodista contará con el apoyo de Rocío y Manuel, dueños de la chabola donde dormirá. El
matrimonio tiene siete hijos y llevan más de treinta años viviendo en el asentamiento. Samanta tendrá que compartir el espacio
de la chabola con el matrimonio y cuatro de sus hijos, además de dos nietos y una paya y sus tres hijos a los que
han acogido en su ‘hogar’. Su día a día será muy duro. Tendrá que conducir la furgoneta de Manuel y ayudarle a recoger
chatarra. Con Rocío compartirá las tareas de la casa, como lavar a mano la ropa e ingeniárselas para dar de comer a una
familia casi sin recursos.
También conocerá a Pinto, de 29 años, el hijo mayor de Manuel que ha conseguido salir de El Vacie. Se casó con una
paya, Patricia, y vive fuera del asentamiento, está totalmente integrado en su nueva vida y tiene un hijo de tres meses.
Poco a poco irá descubriendo los secretos de supervivencia en El Vacie. Descubrirá cómo los seis patriarcas toman las decisiones del poblado y el respeto que inspiran en sus vecinos. Saldrá con uno de ellos y con sus dos galgos a cazar liebres para poder comer ese día. De la mano de La Chata y Loles, Samanta descubrirá lo difícil que es la vida de las mujeres en el poblado. Ambas son dos jóvenes madres y amigas que sacan adelante juntas a sus cinco hijos mientras esperan que sus maridos, presos en Portugal, cumplan su condena.
Pero en El Vacie no todo son penurias: una ducha esperada durante más de 50 años es instalada al fin en el poblado. Niños y mayores se ríen asombrados mientras no pueden parar de abrir y cerrar el grifo y, aunque en el poblado no haya a veces para comer, lo que nunca falta es la música.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: