Material tv

marzo 19, 2009

Concursos y factura de teléfono

Filed under: Entretenimiento — materialtv @ 4:00 pm

Ayer publicábamos una noticia acerca de una usuaria de La Rioja que recibió en dos meses facturas de móvil por un total de 713€ euros tras haber participado en el programa “Rico al instante” de Antena3. Al hilo de la noticia, reproducimos un interesante y extenso artículo publicado en Consumer.es sobre los peligros que entrañan algunos concursos de televisión.

Concursos telefónicos de televisión: probar suerte sale muy caro

Aunque se ha ampliado la protección para los usuarios, su mecánica roza el fraude: es mejor no participar, e incluso solicitar la desconexión a los números de tarificación adicional

Ni dibujos animados, ni películas clásicas, ni programas de teletienda. Las cadenas de TV apuestan en sus horarios matinales y nocturnos por los concursos telefónicos, uno de los formatos televisivos más aburridos, simplones y carentes de atractivo que el invento emblemático del siglo pasado ha hecho llegar a nuestros hogares. Si ésta es le tele que viene…, apaga y vámonos. Hace apenas dos años que comenzaron a emitirse estos pseudoprogramas, cuya mecánica es -en apariencia- sencilla e inocente. Lanzan a la audiencia una pregunta cuya respuesta, de puro evidente, la acierta hasta el público menos despierto. No hay pérdida: “¿de qué color era el caballo blanco de Santiago?” o “comida típica andaluza que se sirve fría, G_ZP_CHO, dígame qué letras faltan”. El premio puede llegar e incluso superar los 3.000 euros. Lo que más llama la atención al telespectador es que tal y como se encarga de repetir, casi hasta la saciedad, el presentador, “nadie llama”. Es entonces cuando, sin pensarlo demasiado y ante la facilidad de la respuesta, decide probar suerte y marca el número de teléfono con prefijo 905 que aparece en la pantalla, cumpliendo así con el único requisito para participar. Y es entonces, a partir de que le descuelgan el teléfono al otro lado, cuando el concursante pasa a formar parte de un grupo de usuarios víctima de esta práctica fraudulenta. Porque, lejos de ganar premio alguno, lo único que recibe es, días después, una factura telefónica desorbitada. Las denuncias hechas en juzgados españoles superan ya el millar.

Hay novedades, sin embargo: con la nueva resolución que el Ministerio de Industria aprobó en diciembre pasado y que ha entrado en vigor este mes de enero, los teléfonos de prefijo 905, los más comunes en este tipo de concursos de TV, son clasificados como números de tarificación adicional. Ello supone que el usuario puede solicitar a su operadora telefónica la desconexión a todos los números con este prefijo, de manera que le resulte imposible establecer llamada a cualquiera de ellos. Además, quienes gestionan servicios relacionados con estos números de tarificación adicional deben cumplir un código de conducta que garantice transparencia y una mayor protección a los usuarios. Pero nos encontramos aún en pleno periodo de transición (desde enero hasta mazo) y no podemos confiar en que la medida funcione ya como debiera. Ésta es la razón por la que los expertos en temas jurídicos y protección al usuario de CONSUMER EROSKI aconsejan, a quienes tengan intención de participar en concursos de TV, no bajar la guardia. Concienciarnos de lo oneroso que jugar en estos concursos puede resultar para nuestra economía -y hablamos incluso de una sola llamada- y conocer las garantías que protegen a los usuarios una vez usados estos números telefónicos-trampa puede ayudar a que sepamos a qué nos arriesgamos.
¿Dónde está la trampa?

Una vez que el usuario decide participar en uno de estos concursos telefónicos y marca el número de prefijo 905, se enfrenta a las siguientes experiencias. La primera, la más fraudulenta y -afortunadamente- menos común, es que le retengan “en espera” la llamada y que, durante ese tiempo, se generen rellamadas automáticas sin consentimiento del consumidor, y sin que se le advierta de que está sucediendo. Esto explica por qué en las facturas de algunos afectados aparecen detalladas decenas de llamadas de menos de cinco segundos de duración. Así, el usuario pagará no sólo la llamada inicial, sino el coste de todas las rellamadas que se han realizado en ese tiempo de espera. Lo curioso es que, tal y como han declarado quienes han sido víctimas de este engaño, las llamadas se efectuaban a unas horas en las que no habían llamado o ni siquiera se encontraban en su hogar. Esta es una afirmación difícil de demostrar en una reclamación, y la situación invita a pensar que cuando un ciudadano marca determinados números con prefijo 905 se queda activado en el teléfono del usuario un mecanismo-trampa que rellama a este número de manera continuada y fraudulenta. El resultado: facturas con importes desorbitados, producto de una práctica delictiva.

Cuando un usuario marca determinados 905 se queda activado en su teléfono un mecanismo que rellama de manera continuada y fraudulenta

Lo más común es que cuando el telespectador llama a un número con prefijo 905 para participar en un concurso, se le informe de que para jugar debe colocarse en una lista de diez personas. Y que, si no se encuentra entre esos elegidos, “tiene que llamar de nuevo”. Por ello, lo que menos importa en estos programas-concurso es que el participante conozca o no la respuesta, ya que no es más que un gancho para que el telespectador haga el mayor número de llamadas posible. De hecho, lo más frecuente es que no se dé a conocer el nombre de los ganadores, lo que invita a dudar de que, en efecto, haya algún premiado. Así, cada vez que una persona llame y le levanten el teléfono puede pagar un máximo 1,20 euros por cada llamada (recordemos: 200 de las antiguas pesetas), en los que se incluye el IVA, y de los que una pequeña proporción se la queda la compañía telefónica, mientras que el resto lo factura la empresa responsable del servicio que, a su vez, habrá llegado a un acuerdo económico con la cadena de televisión que emite el programa.

Pese a que estos concursos que han acabado invadiendo la programación nocturna y la de la primera hora de la mañana de las diversas cadenas intentan trasmitir una imagen de legalidad, distan mucho de respetar al consumidor. Sin ir más lejos, la leyenda “Bases depositadas ante notario” que aparece durante la emisión de estos programas traslada la falsa imagen de un aval, el del notario, que en este caso no existe, ya que ese depósito no constituye garantía alguna para el usuario. Además, se anuncian como programas en directo cuando lo más común es que se trate de una grabación en la que (operando delante de un mobiliario, decoración muy elemental y con una mediocre realización televisiva) el locutor, cuyo guión contiene el único argumento de animar a que los telespectadores vuelvan a llamar por mucho que el presentador insista en negar en pantalla la entrada de llamadas. Y lo que es peor, algunos de los teléfonos que se ofrecen para que el público participe permanecen abiertos fuera del horario del programa, ¿cómo se explica esto si el concurso se emitía en riguroso directo?
ANTES DE PARTICIPAR EN UN CONCURSO TELEFÓNICO:

* No lo haga. Evite la participación en concursos telefónicos a través de números 905. En el mejor de los casos, es decir, cuando no existen irregularidades ni abusos, sale muy caro y no compensa.
* Si no se fía de sí mismo o de sus hijos o familiares, no lo dude: solicite a su compañía telefónica (que está obligada a atender su petición) la desconexión a estos números de tarificación adicional.
* Si ya ha concursado y su factura de teléfono se ha disparado, reclame a su compañía telefónica. Solicite la devolución del importe de la factura correspondiente a la tarificación adicional y acuda a las Juntas Arbitrales de Consumo si la respuesta de su operadora no le satisface.
* Revise las facturas del teléfono móvil y el fijo: los servicios de tarificación adicional deben ser facturados por separado, los identificará enseguida. Si no está de acuerdo con los importes, reclame, pero recuerde que no puede pedir el reembolso de los importes del servicio de telefonía. Lo que debe reclamar es que le devuelvan los importes de la tarificación adicional (los que se queda la empresa que gestiona el concurso) que son los más cuantiosos.
* En ningún caso ofrezca información de sus cuentas bancarias ni acceda a enviar dinero si le anuncian a través de su móvil o su teléfono fijo que ha resultado ganador de un premio.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: